STS DE 25 DE MARZO DE 2021 (REC. 3607/2019)

.

SENTENCIA DE LA SALA TERCERA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE 25 DE MARZO DE 2021 (REC. 3607/2019)

.

Esta Sentencia zanja de una vez la retroacción de actuaciones declarada en sentencia estimatoria de vicio formal (ej. nulidad de notificación).

.

Hasta ahora la sentencia declaraba el defecto formal y disponía la retroacción de actuaciones. La Administración cumplía dictando nuevo acto administrativo subsanando el defecto y reactivaba el procedimiento.

.

Consecuencia: colocaba al interesado con la carga de recurrir estas subsiguientes decisiones administrativas en un nuevo proceso judicial, pues se trataba de un nuevo acto administrativo.

.

LA DOCTRINA GENERAL DE ESTA SENTENCIA

.

Alcance del control judicial cuando la sentencia dispone la retroacción de actuaciones por apreciar defecto formal.

.

Un auténtico hito en las conquistas de las garantías de los particulares, no solo frente a la administración tributaria sino en general.

.

Dice esta sentencia literalmente:

.

Como hemos dicho repetidamente y recordado en la sentencia de 19 de noviembre 2020, la finalidad procesal de la retroacción de actuaciones, si se acuerda en una sentencia firme, es la de subsanar los defectos de forma de que adoleciera el acto impugnado, con el propósito de restañar la indefensión que se hubiera podido causar a la parte demandante, lo que es coherente con la idea de que la retroacción identifica el momento preciso del procedimiento irregular en que sucedió la falta y que supone el punto de partida de lo que ha de repetirse. Se trata de una decisión que, es fácil de comprender, debe producirse siempre en favor, justamente, de dicha parte, como vencedora en un proceso judicial en que se ha anulado la resolución administrativa objeto de impugnación.

.

Conforme con doctrina reiterada del TS, no cabe conceder a la Administración un repetido derecho a equivocarse, sino que sólo se admite, por vía judicial, una única oportunidad de rectificar sus fallos, sustantivos o formales.

.

Estamos ante un gran triunfo de la jurisprudencia sobre las prácticas abusivas de la Agencia Tributaria.

.

En resumen, la doctrina que esta sentencia establece cuando los tribunales declaran un defecto formal en la actuación impugnada, que pueda determinar la retroacción de actuaciones, es:

.

1. Si es posible, en vez de retrotraer, decidir directamente sobre el fondo (si existen elementos en autos para ellos).

.

2. Si no es posible resolver directamente sobre el fondo, o si lo pide formalmente como pretensión el demandante, disponer la retroacción de actuaciones.

.

3. Si la Administración dicta nuevo acto retomando el procedimiento, no asume las riendas de este, sino que su control será por el tribunal en incidente de ejecución (ya no son «actos administrativos en sentido propio»).

.

4. Esas actuaciones en ejecución de sentencia no están sometidas a la normativa administrativa sectorial, salvo que beneficie al ejecutante o vencedor del litigio, sino a la normativa procesal de ejecución de sentencias.